El sitio de los que amamos los Quesos en Argentina

Queso Cottage

Queso Cottage

Se trata de un producto fresco de sabor suave y ligeramente ácido que suele acompañar ensaladas, frutas y verduras; se utiliza con éxito en platos al horno, sándwiches, rellenos de pastelería y tortillas. Por ser rico en proteínas y bajo en grasas, se le considera como un refrigerio sano y provechoso, llegando a ser catalogado como el complemento perfecto para las tendencias nutricionales actuales. A continuación te mostramos más acerca del queso cottage, un popular ingrediente de la dieta cotidiana contemporánea.

Historia del Cottage

Los historiadores ubican el linaje del queso cottage, también conocido como requesón, a la época en que los faraones dominaban el antiguo Egipto, los filósofos ilustraban la sociedad griega y los césares conquistaban naciones para el imperio romano. Aunque se tienen registros de que estas importantes civilizaciones disfrutaban de este producto, no es sino hasta 1831 que se encuentra la primera referencia explícita al queso cottage en Gran Bretaña. El nombre “Cottage” (casa de campo en inglés) es un término que hace alusión al hecho de que este tipo de queso se producía en las casas de campo. Estas granjas disponían fácilmente de todos los ingredientes, así como de las condiciones para la fabricación del queso.

Aunque también se ha especulado que el término “queso cottage” se refiere a “queso de mala calidad”, o “queso para pobres” debido a que su elaboración se realizaba con los restos de líquidos sobrantes del proceso de batir mantequilla, así como la leche relativamente vieja que se había hecho demasiado ácida para hacer otros quesos y por tanto era desechada.

Para el siglo XIX la elaboración del queso cottage ya era una tradición bien establecida entre los agricultores británicos; cuando estos inmigrantes llegaron al nuevo mundo, llevaron con ellos esa tradición, introduciendo en los asentamientos, la técnica y las destrezas para elaborar el producto; es por esta razón que algunos historiadores afirman que el llamado queso cottage o requesón fue el primer queso elaborado en América.

El requesón rápidamente se convirtió en un tipo de queso muy popular y en 1916 comenzó su producción a nivel industrial en los Estados Unidos; en la actualidad los estadounidenses consumen más de 300 millones de kilos de queso cottage al año y es tal la popularidad de este producto que representa aproximadamente el 8% de la producción total de queso a nivel global.

Descripción del queso cottage

Este requesón es un queso fresco de color blanco que se distingue por tener un sabor suave, dulce y ligeramente ácido, de textura cremosa y desmenuzable. El queso cottage es parte de la familia de los quesos frescos que no tienen corteza y no está destinado a ser madurado o envejecido con el fin de desarrollar sabor.

Elaboración, ¿cómo se hace el cottage?

En comparación con muchos otros quesos, el requesón es relativamente fácil y rápido de hacer, debido a su naturaleza no madurada; para su elaboración no se requiere de equipo especializado y demanda una cantidad excepcionalmente pequeña de procesamiento para llegar a su forma final.

Versatilidad del Cottage en comidas y postres
Versatilidad del Cottage en comidas y postres

Muchas personas se preguntan si el queso cottage es un queso o una cuajada; aunque su aspecto parece más el de una cuajada, su proceso de producción se asemeja al de los quesos. Se elabora añadiendo un ácido a la leche pasteurizada ligeramente agria y baja en grasa, que provoca que los sólidos de la leche se separen del suero. Esto se puede hacer mediante la adición de un cultivo bacteriano que derive en ácido láctico o un ácido de grado alimentario, como el vinagre. Después de que se forma la cuajada, se corta suavemente en pedazos que permiten la extracción de suero adicional de la cuajada. Seguidamente las cuajadas se cocinan y se presionan suavemente para expulsar más suero de leche. Finalmente la cuajada se enjuaga y se le añade sal.

Un punto a destacar es que el proceso de elaboración del queso cottage no contempla la adición de conservantes. Esto resulta en una vida útil más corta y un requerimiento para almacenarlos a una temperatura entre 2 y 6 grados centígrados. La diversificación del queso cottage comenzó con la alteración del contenido de grasa en el producto, y de este modo se dio origen al requesón con un contenido mínimo, medio o regular de grasa.

Características

En comparación con otros quesos, el requesón es sorprendentemente saludable y rico en nutrientes. De acuerdo con la Base de Datos Nacional de Nutrientes del USDA, una taza (226 gramos) de queso cottage de bajo contenido graso, contiene aproximadamente:

  • 163 calorías
  • 6,1 gramos de carbohidratos
  • 28 gramos de proteína
  • 2,3 gramos de grasa
  • 303 miligramos de fósforo
  • 20,3 microgramos de selenio
  • 1,4 microgramos de vitamina B12
  • 0,4 miligramos de riboflavina
  • 138 miligramos de calcio
  • 0,2 miligramos de vitamina B6
  • 27,1 microgramos de folato
  • 194 miligramos de potasio
  • 0,9 miligramos de zinc
  • 0,5 miligramo de ácido pantoténico

Todas las variedades de queso cottage son suaves y contienen una gran cantidad de agua; su contenido de humedad es de casi el 80%. El quinto restante consiste en materia seca.

Propiedades del queso cottage

El Queso Cottage sorprende con sus propiedades nutricionales
El Queso Cottage sorprende con sus propiedades nutricionales

Las particularidades nutricionales del queso cottage le confieren a su consumo una serie de propiedades benéficas para la salud entre las que se destaca:

Evitar la disminución de la densidad ósea: el queso cottage es un alimento rico en fósforo, y cuando se combina con el calcio, puede ayudar a vigorizar el tejido óseo. Una taza de queso cottage contiene aproximadamente 138 miligramos de calcio, lo que hace que sea una gran opción para el fortalecimiento de los huesos, posiblemente mejor que los suplementos.

Ayudar a la desintoxicación corporal mientras proporciona energía: el fósforo hace más que ayudar a desarrollar huesos fuertes y saludables. También ayuda a crear un nivel ácido saludable, lo cual favorece la eliminación de los desechos del cuerpo. Además, influye en la forma en que el cuerpo maneja la energía y minimiza el dolor muscular después de los entrenamientos, ayudando a reparar tejidos y células.

Favorecer la pérdida de peso: Los valores nutricionales del queso cottage han hecho que su consumo sea muy popular entre atletas, culturistas y personas que buscan bajar de peso, por su contenido bajo en grasas y carbohidratos; pero además contiene mucha proteína, específicamente caseína, la cual favorece la sensación de saciedad por ser digerida lentamente, lo que ayuda a comer menos, a la par de promover la creación de masa muscular, lo que puede ayudar con la quema de calorías.

Sustitutos

En algunas recetas se considera como un buen sustituto del queso cottage a los quesos blandos como la ricota y el queso crema, por tener características similares a las que se encuentran en el requesón. Las cuales son ideales para acompañar con diversos platos.

El queso cottage y sus sustitutos pueden ser utilizados exitosamente en ensaladas, platos al horno, salsas, guisos, sándwiches, rellenos de pastelería y tortillas. También pueden ser combinados con pescado, carne, huevos, gambas, pasta, verduras, champiñones y más. Entre otros, los pasteles de queso, tartas, panqueques y otros postres con estos tipos de quesos son muy populares en la actualidad.

La Tabla del Queso Cottage

  • Hecho de leche de vaca pasteurizada o no pasteurizada
  • País de origen: Inglaterra y Estados Unidos
  • Familia: Casita
  • Tipo: blando, suave, artesanal, procesado
  • Contenido de grasa (en materia seca): 4%
  • Contenido de grasa: 4,30 g / 100 g
  • Contenido de calcio: 68 mg / 100 g
  • Textura: cremosa y desmenuzable
  • Corteza: sin corteza
  • Color: blanco
  • Sabor: dulce

Información nutricional

Cantidad por 
Calorías 98
Grasas totales 4.3 g
Ácidos grasos saturados 1.7 g
Ácidos grasos poliinsaturados 0.1 g
Ácidos grasos monoinsaturados 0.8 g
Colesterol 17 mg
Sodio 364 mg
Potasio 104 mg
Carbohidratos 3.4 g
Fibra alimentaria 0 g
Azúcares 2.7 g
Proteínas 11 g
Vitamina A 140 IU Vitamina C 0 mg
Calcio 83 mg Hierro 0.1 mg
Vitamina D 3 IU Vitamina B6 0 mg
Vitamina B12 0.4 µg Magnesio 8 mg

Fuente: Wikipedia



Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *